Segundo estudio sobre el impacto de la COVID-19 en familias con ninos, niñas y adolescentes trasplantados - ANiNATH
ANiNATH tiene como finalidad principal dar apoyo y mejorar la experiencia del trasplante y la vida que tendrán el niño y su familia durante y después de todo el proceso.
aninath, trasplante pediátrico, trasplante hepático infantil,
8806
post-template-default,single,single-post,postid-8806,single-format-standard,bridge-core-3.1.7,qode-news-3.0.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-30.5,qode-theme-bridge,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-7.6,vc_responsive

Segundo estudio sobre el impacto de la COVID-19 en familias con ninos, niñas y adolescentes trasplantados

En 2021, el Hospital Infantil del Vall d’Hebron de Barcelona realizó un estudio con el objetivo de evaluar la exposición, el impacto y la experiencia de la pandemia en familias de receptores pediátricos de trasplante de órgano sólido-TOS (hígado, riñón, corazón, pulmón) en comparación con familias de niños y adolescentes sanos y extrajo un primer artículo.

Teniendo presente la importancia de conocer el impacto de la COVID-19 a medio-largo plazo en las familias de pacientes con condiciones crónicas de salud, se consideró importante ampliar la investigación con un segundo estudio del que se deriva un artículo que ha sido publicado en la revista “Frontiers in Psychology”. Asimismo, en este estudio también se ha estudiado la presencia de sintomatología ansioso-depresiva, los niveles de estrés y las estrategias de afrontamiento de las familias de los pacientes trasplantados.

El estudio ha sido liderado por la Psicóloga Clínica Mireia Forner y ha contado con la colaboración de otros miembros del Servicio de Salud Mental y de los 4 servicios/unidades de TOS pediátrico.

Las familias de los/las pacientes trasplantados/as mostraron más ansiedad, mayor estrés en la relación cuidador/a-hijo/a y en relación al cuidado del niño/a, mayores estrategias de cariz evitativo, religiosas/espirituales y un menor uso de estrategias de afrontamiento basadas en el apoyo social, incluso 4 años después del trasplante. Más de un año después del inicio, la pandemia no generó un efecto negativo adicional en las familias. Los/las cuidadores/as de pacientes pediátricos trasplantados se pueden beneficiar de intervenciones psicológicas basadas en la salud mental de los padres o madres, la conexión padre/madre-hijo/a, el entrenamiento en habilidades y los grupos de ayuda mutua, teniendo presente la importancia de la multiculturalidad y promoviendo un mejor equilibrio entre los cuidadores/as en la crianza del niño, niña o adolescente. Hay necesidad de mantener estas intervenciones a lo largo del tiempo. Asimismo, las estrategias que apoyan a las familias de pacientes pediátricos trasplantados a través de recursos digitales pueden facilitar la adaptación a la enfermedad crónica, especialmente en tiempo de pandemia.

La investigación es una de las áreas prioritarias para nuestra asociación ANiNATH. Por eso, es un privilegio haber participado y apoyado al equipo investigador en este proyecto. Nuestro más sincero agradecimiento a las investigadoras e investigadores por llevar a cabo este tipo de estudios que permiten dar mayor visibilidad al trasplante pediátrico en general, y al trasplante hepático en particular.